NO ME APUNTO A UN DÍA DE LUCHA…

BhQ1qzHCIAAxxsh

 

NO ME APUNTO A UN DÍA DE LUCHA…

Imagino que el hecho de no unirme a un día de lucha, en concreto, es sobre todo porque un solo día no va a cambiar nada. La lucha por la igualdad debe ir acompañada de actos diarios, reivindicaciones reales y un enfoque en el que no sea preciso acumular todo ese esfuerzo en un solo día, pues tras estas 24h, las mujeres volverán mañana a trabajar en sus puestos con menos sueldos que los hombre, las “amas de casa” aún peor, pues su trabajo sale gratuito y sin derechos de ningún tipo, y el poder se encargará de que todo este día quede en una simple anécdota. Eso si, escucharemos, porque es muy fácil atontar a las masas, que ya se están pensando medidas para paliar la desigualdad. Porque en este país de viejos zorros ladrones, han encontrado en esa frase un recurrente para todo. Con decir: “estamos en ello”, la masa se queda tranquila, como si de verdad fuese a pasar algo que nunca llega. El gesto de todos en este día es loable sin duda, pero hace falta algo más que unas manifestaciones puntuales para cambiar la situación. Hace muchos años, otras mujeres se enfrentaron a más con menos, pero fueron inflexibles y realistas. Debe existir equidad, nunca una supremacía por alguna de las partes, porque entonces caeríamos en el mismo error. Para que en la sociedad actual existan los servicios sociales, un puñado de mujeres adineradas se rebelaron contra las normas establecidas y lucharon desde su delicada posición acomodada contra la discriminación de los menos afortunados (hablamos del final del siglo XIX). Hoy en día tenemos más armas, más leyes y más voz, pero quizás una idea demasiado extremista de las cosas. Debe existir un equilibrio natural, porque nadie es más que nadie. La igualdad debe ser luchada también por los hombres, pues creo que si ellos se sumaran a dicha igualdad saldrían ganando y se enriquecerían a nivel personal y profesional. Pero en España, ese paso da demasiado miedo a hombres y mujeres, por lo que las buenas intenciones se saldan con promesas de un gobierno manipulador y vacío que ha roto cada una de las “promesas” que hicieron en su momento. Que no nos vuelvan a engañar, que esta situación no se dé un día al año, sino en cada momento de nuestra vida. Porque nuestra condición de mujer conlleva 24h al día. Un saludo.

Anna Lafont.

5 comentarios en “NO ME APUNTO A UN DÍA DE LUCHA…

  1. Querida amiga, ¡supongo!
    Salvo las diferencias salariales, que me constan y existen, deciros debo que no hay más, sino todo lo contrario. La igualdad se mide en una balanza que no tiene equilibrio, por un lado tira un plato y por el otro el peso. La equidad no existe entre los divorcios, ahí hay un vacío inmenso donde los hombres vamos a pecho y espalda descubiertos, es por eso que os digo, que sí, de acuerdo estoy en los salarios, no solo eso, sino que lo exijo, pero que tirar más del cabo romperá la cuerda algún día, y eso, no es bueno.

    Le gusta a 1 persona

  2. La igualdad entre hombres y mujeres no es, como tú bien dices, una reivindicación de un día. Es una cuestión del día a día en la que los hombres debemos tomar parte. Si los hombres no bajan de su pedestal privilegiado, empezando por las tareas domésticas y la educación de los hijos, la situación corre el riesgo de mantenerse, lo que no es nada bueno para una justa equidad. Un saludo, José Melero.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s