LA OTRA FORMA DE VER LA MALDAD

61f9ecaf9eb0bea4f223db17fc776132

LA OTRA FORMA DE VER LA MALDAD

Sé que los recientes acontecimientos en España al respecto del fallecimiento de pequeño Gabriel son ya de por sí, incomprensibles. Dicho esto, yo he querido tras muchos años de adquisición de una milésima parte de conocimientos criminológicos a través de libros de texto y estudios algo intrincados, dar mi visión desde un punto “científico” a este tipo de maldad.

En principio, como ya cabía esperar, esta mujer ya contaba con problemas en su país natal. Una vez que se establece en España consigue encandilar a un hombre del que posiblemente ya tenía alguna información sobre su enfermedad. Una vez que sube un escalón en su bajo nivel de vida también se incrementan sus ansias de medrar a toda costa. Desde luego, existe el sonambulismo en niños, pero no me cabe duda desde un punto de vista científico, de que un niño/a dormida no “vuela” tres metros para acabar estrellándose en el suelo. Sobre todo, por la simple cuestión de que va dormido, y por lo tanto su cuerpo se desliza por el marco de la ventana. Primer signo más que alarmante respecto a una sociópata. La siguiente fase de su elaboración de vida la lleva a cabo mientras su pareja agoniza. He de confesar que este punto no es la primera vez que lo he visto en la vida, y en un contexto idéntico. Saca todo cuanto puede del moribundo sin pestañear. No siente ningún respeto por su hija ni su entorno, simplemente se asegura de llevarse todo. Creo que el punto cúspide, y después explicaré porqué, llega cuando mediante esa aparente seducción inapelable conoce a su siguiente pareja, donde ya muestra síntomas de celos enfermizos y una exagerada afición a quedar como la santa. Es aquí cuando hace balance de lo bien que le ha ido la vida sacándole todo cuanto podía, sin sentir ningún, remordimiento a todos aquellos que de manera ingenua le tuviesen afecto. Teniendo en cuenta, que nunca ha sentido ningún tipo de sentimiento ni empatía por ningún ser, su siguiente objetivo se centra en someter cuanto más mejor a cualquier persona que se encuentre a su lado, manipulándola y responsabilizándole de cualquier cosa, para después aparecer ella como la salvadora. Su egolatría no tiene límites, aunque en el fondo es una simple cobarde. El pequeño Gabriel se cruza en su camino y se convierte en una molestia cuando observa que se lleva gran parte del afecto “que le pertenece” y encima provoca de manera indirecta un lazo indisoluble entre sus padres, Patricia y Ángel, lo que le quita a ella todo el protagonismo. El pequeño enseguida se percata del lado oscuro de esta, a ojos de los demás, buena mujer y como es un niño, se lo dice claramente no solo a ella, sino a quien lo quiera escuchar. No puede permitirlo, no puede romper su imagen ni sus planes, que hasta ese momento le habían salido redondos, pues había burlado de varias maneras a la justicia. Por cómo llevó a cabo el crimen, decir que fue despiadada se queda muy corto, pero lo más aterrador es como fingió de manera absolutamente natural durante trece días, pareciendo incluso más acongojada que los padres. Su relato de los hechos sigue mostrando una peligrosísima tendencia a acabar con todo cuanto le moleste, ensuciando la imagen de un pequeño de ocho años, jurando que el niño la atacó primero. Esta sociopatía, nos lleva a su parte más psicópata. En la que ella es el ombligo del universo .Todo cuanto pasa a su alrededor, en su mundo, ella es lo más importante, también la más bella, lista y manipuladora.  No se trata de su raza, ni de su sexo, ni de su edad… tan solo se trata de maldad y es por ello que mezclarlo con cualquier tipo de racismo u otras liendres está fuera de lugar. LOS MALOS LO SON Y PUNTO.

Gracias.

Anna Lafont.

Un comentario en “LA OTRA FORMA DE VER LA MALDAD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s