LA CIUDAD DE LOS ESPEJISMOS, DEL CIELO AL INFIERNO.

page_1_thumb_large

Es curioso que cuando conoces una ciudad desde dentro y tienes la suficiente calma para analizarla con un pelín de minuciosidad, encuentras cosas horrorosas que en principio parecían ser hermosas. Me explico. De donde vivo, a Marbella, existe una distancia de unos veinte kilómetros. Parece una pequeña distancia, pero en realidad es un mundo. Desde antes de 1999, aunque llegó a su cúspide en 1999, la presencia de Gil en Marbella parecía lo mejor que podía pasarles. Ha llovido mucho desde entonces y aún quedan ríos por secar. Os explico, la llegada del Sr, Gil a la alcaldía de Marbella puso de moda el lugar, dando vidilla a una serie de actitudes que pronto convertirían el municipio en Sodoma y Gomorra, donde todo vale y nada asusta ya. Bajo la influencia de la burguesía, se sometió al pueblo a la peor decisión de su vida, ganar mucho dinero a toda costa, aunque eso incluyese que las personas no durmiesen en días y aceptasen cualquier pedido de estos ególatras desmedidos y caprichosos. El ser humano por sí mismo no está preparado para soportar ese ritmo de vida, así que cuanto más dinero se ganaba, mas de este dinero se invertía en droga (especialmente cocaína) para mantener el ritmo requerido por esa jauría de consentidos y petardos. La gente se volvió loca con los ingresos que obtenían por parte de sus nuevos “habitantes” sin darse cuenta de que, finalmente, la mayoría de su sueldo se destinaba a mantenerse despiertos para atender todas sus disparatadas peticiones. En esa época yo no residía en Andalucía y es por ello que quizá sea más consciente de lo que la época Gil le ha hecho a esta zona. Una vez se desmonta el tinglado armado por el Sr. Gil, incluidas todas las mafias, burguesías no tan burguesas, y timadores de todo tipo (incluido el mismo Gil), se desató el pánico en Marbella. Y la cosa fue a peor cuando recaló el gordo culo de Muñoz en el ansiado sillón de la alcaldía, acompañado por su “ilustre” esposa Maite y su amante Isabel Pantoja sentada en sus rodillas. La decadencia ya fue absoluta, y ante los problemas, todos aquellos que habían propiciado que esta ciudad fuese el centro de atención de toda Europa por su “libertad y libertinaje”, corrieron a esconderse en sus países, o a moverse de ubicación. Dejaron tras de sí, negocios arruinados y a media población drogodependiente. A día de hoy el dinero no fluye ni de lejos como en aquella época y aunque se nota una ligera mejoría, los empresarios que quedaron en pie no solo se permiten abusar impunemente de los residentes con sueldos ridículos y jornadas interminables, sino con contratos a media jornada, pagas extras incluidas en la miseria de sueldo y contratación por temporada. Llevo el suficiente tiempo aquí como para haberme dado cuenta de muchas cosas.

Aclararé algo. Soy diabética insulinodependiente, y nunca me he drogado ni he bebido después de cumplir hace ya muuuucho tiempo los dieciocho años. Fumo tabaco y punto. Si me veo en la “obligación” de asistir a un restaurante por un cumple, o cualquier otra chorrada, existe un patrón que se repite de manera continua. Camareros y clientes haciendo cola a pares o triples en la puerta del baño, dueños de locales hablándote abiertamente de cuanto se han “metido” esa noche, camellos yendo y viniendo de manera continua. Cuando tienes todos los sentidos intactos, es más que evidente. A más ingresos, más consumo, cosa que tal vez en temporada alta no suponga una absoluta ruina, pero en temporada baja, no pueden mantener el vicio que llevan años cuajando. Conseguir en toda esta zona un camarero “limpio” es toda una hazaña, y debería ser premiada. He aprendido que, en Marbella, los que van de tontos son peligrosos y los que van de listos son unos pobres imbéciles tratando de disfrazarse de triunfadores, cuanto más tonto/a, más apariencia mantienen. Nada es lo que parece, y nada parece lo que es en realidad.

Un saludo.

Anna Lafont.

Anuncios

8 comentarios en “LA CIUDAD DE LOS ESPEJISMOS, DEL CIELO AL INFIERNO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s